Educar para el bienestar (Tras el sentido de educar parte 1)

Educar para el bienestar (Tras el sentido de educar parte 1)

Por: Biol. Daniela Labra, AtentaMente Consultores

Siguiendo la frase de José Martí, “los niños nacen para ser felices”. Si esto es así, la educación tiene que proveer los métodos y medios para la consecución de la felicidad. Sin embargo, una de las palabras más trilladas pero más significativas de nuestro idioma es “felicidad”.

Todos anhelamos la felicidad de una u otra manera y la motivación detrás de todo lo que hacemos se puede resumir en el deseo de ser felices y de no sufrir. Podemos decir que esa es la meta vital.
Cada uno de nosotros tenemos distintas ideas sobre dónde se encuentra ese bienestar que anhelamos. Pero casi todos lo buscamos afuera de nosotros. Con la mirada totalmente volcada al exterior, no reconocemos un factor determinante en la experiencia de bienestar o insatisfacción: la mente.

Una misma situación puede generar bienestar o dolor. ¿De qué depende? De cómo la interpreta la mente y se relaciona con ella. Al no reconocer las causas internas del bienestar invertimos toda la energía en intentar cambiar el mundo externo, usualmente entrando en conflicto y experimentando insatisfacción al no obtener del mismo lo que esperamos.
¿Podemos acaso educar hábitos mentales saludables en la escuela para ayudar a los niños y jóvenes a alcanzar el bienestar que anhelamos para ellos? ¿Podemos enseñarles este papel crucial de su mente y emociones y cómo hacerse cargo de ellas? Si hemos de hacer eso, será imprescindible entender cómo lograrlo nosotros primero.

En esta propuesta la ruta que seguiremos para alcanzar el bienestar que anhelamos y poder enseñar a otros a lograrlo, será empezar por identificar qué queremos decir
por bienestar genuino y girar la atención hacia la mente, identificar las implicaciones que los estados mentales y emocionales tienen en la experiencia de bienestar e insatisfacción y aprender herramientas de entrenamiento mental para trabajar con ellos.
A través de este trabajo con nosotros mismos, fortalecemos la capacidad de ser más felices sin depender tanto de los factores externos que cambian, balanceando la vida para que en lo personal sea más satisfactoria y más significativa. Sólo con ésta experiencia personal podremos ser capaces de guiar a otros en el mismo sendero.

En este taller introductorio abordaremos la importancia de retomar el sentido de enseñar y de entrenar a la mente, los principios básicos del entrenamiento y presentaremos ejercicios prácticos para cultivar una mente más atenta, calma y clara, fundamentos de las habilidades prosociales de autoconocimiento, autorregulación y empatía

Para estudiar reflexionar y aplicar:
Visión en Cuatro Pasos

Objetivo: Visualizar aquello que queremos alcanzar nos prepara para lograrlo. El objetivo de la siguiente reflexión es explorar qué significa estar bien y realizar un boceto de la persona en la que queremos convertirnos.

Instrucciones: Tómate un momento para reflexionar acerca de las siguientes preguntas:

1. ¿Qué es lo que más desea tu corazón? Reflexiona sobre tus valores e ideales. ¿Qué es lo que
más quisieras de la vida? ¿Cuál es tu mayor y más profundo anhelo?
___________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________
2. Imagina que todo en tu vida se desenvuelve a la perfección y excede tus expectativas. Si ese fuera el caso, ¿qué te encantaría recibir del mundo y de otras personas para poder tener una vida plena, feliz y significativa? ¿Cómo se vería esa vida? Piensa en cada detalle, por ejemplo, dónde estarías, con quién, qué harías, qué experimentarías. Considera también: ¿De qué te verías libre?
___________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________
3. Imagina un momento en el que todas las condiciones y circunstancias externas que necesitas para ser feliz están presentes y reflexiona: ¿En qué tipo de persona te gustaría convertirte?
Piensa por ejemplo: ¿Qué cualidades personales te gustaría poseer? ¿Qué dirías, qué pensarías, cómo te comportarías? Considera también: ¿Qué tendencias o hábitos te gustaría abandonar?
___________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________
4. Si tuvieras todas las cualidades externas e internas para estar completamente bien, ¿qué te encantaría ofrecer a otros y al mundo? Imagina, por ejemplo: ¿Cómo es el mundo en el que quisieras vivir y cómo te gustaría contribuir para lograrlo? ¿Qué tipo de maestro quisieras ser?
___________________________________________________________________________________
_____________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________
En el ejercicio anterior delineaste una visión sobre las condiciones y cualidades que consideras necesarias para experimentar bienestar genuino. Este ejercicio te marca una dirección y te servirá como una brújula para saber a dónde quieres dirigirte. ¿Por dónde empezar? Primero preguntémonos: ¿Cuáles de las condiciones que imaginamos podemos manipular? ¿Qué aspectos de la vida podemos modificar para hacer realidad esa visión?
Existen factores que asociamos con el bienestar que están fuera de control. Por ejemplo, no podemos asegurar que tendremos salud; tampoco podemos modificar características personales como la estatura, y sería muy poco probable que pudiéramos convertirnos en virtuosos ejecutantes de un instrumento que nunca hemos tocado. Sin embargo, existen muchas cualidades y características con las que sí podemos trabajar: las internas. En el siguiente ejercicio te daremos herramientas básicas para comenzar a trabajar con tu mundo interno y acercarte a tu visión.

 

Fuentes de consulta /bibliografía recomendada:
Artículos para el público general:
– Una mente distraída no es una mente feliz. Estudio de Harvard http://news.harvard.edu/gazette/story/2010/11/wandering-mind-not-a-happy-mind/
– La ciencia detrás de la meditación (en castellano) http://desarrollohumano.co/2012/la-ciencia-detras-de-la-meditacion/
– La meditación mejora la conducta emocional de los maestros. http://www.sciencedaily.com/releases/2012/03/120328142852.htm
– La experiencia de la educación emocional en las aulas de Nueva York. Linda Lantieri. En: ¿Cómo educar las emociones? La inteligencia emocional en la infancia y la adolesencia. http://www.faroshsjd.net/item.php?id=2232&lang=1
– Olvidemos la sobrevivencia del más fuerte, la bondad cuenta. Dacher Keltner http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=forget-survival-of-the-fittest
Videos:
‐ Cambiar el cerebro para cambiar al mundo. Capítulo de Redes. Entrevista con el Dr. Richard Davidson. (En castellano) http://www.youtube.com/watch?v=7hKdNy1gw5g&feature=youtube_gdata_player
‐ Sobre los nuevos ABC y el trabajo con niños por Susan Kaiser Greenland en TEDx: http://www.youtube.com/watch?v=LpMvTTIr2p4
‐ Autorregulación, un modelo sencillo del cerebro. Hand model of the Brain: Dan Siegel. http://www.getsomeheadspace.com/
Selección de publicaciones científicas:
BisquerraAlzina, R., & Pérez Escoda, N. (2007). Las competenciasemocionales.Educación XX1, 10, 61–82. doi:10.5944/educxx1.1.10.297
Davidson, R. J., & the Mind and Life Education Research Network. (2012). Contemplative practices and mental training: Prospects for American education. Child Development Perspectives, Early view published online. Recuperado de: http://www.investigatinghealthyminds.org/cihmPublications.html
Durlak, J. a, Weissberg, R. P., Dymnicki, A. B., Taylor, R. D., &Schellinger, K. B. (2011). The impact of enhancing students’ social and emotional learning: a meta-analysis of school-based universal interventions. Child development, 82(1), 405–32.
Flook, L., Goldberg, S. B., Pinger, L., Bonus, K., & Davidson, R. J. (2013). Mindfulness for teachers: a pilot study to assess effects on stress, burnout, and teaching efficacy. Mind, Brian, and Education, 7(3), 182-‐195.
Franco Justo, C., de la Fuente Arias, M., and Salvador Granados, M. (2011).Impacto de unprograma de entrenamiento en conciencia plena (mindfulness) en lasmedidas del crecimiento y la autorrealización personal. Psicothema23, 58–65.Availableonlineat: http://www.psicothema.com/psicothema.asp?id=3850
Jennings, P. A., Frank, J. L., Snowberg, K. E., Coccia, M. A., & Greenberg, M. T. (2013). Improving
classroom learning environments by cultivating awareness and resilience in education (CARE): Results of a randomized controlled trial. School Psychology Quarterly. Advance online publication. doi: 10.1037/spq0000035
Roeser, R. W., Schonert‐Reichl, K. A., Jha, A., Cullen, M., Wallace, L., Wilensky, R., Oberle, E., Thomson, K., Taylor, C., & Harrison, J. (2013, April 29). Mindfulness Training and Reductions in Teacher Stress and Burnout: Results From Two Randomized, Waitlist–‐Control Field Trials Journal of Educational Psychology. Advance online publication. doi: 10.1037/a0032093
Zenner, C., Herrnleben-Kurz, S., &Walach, H. (2014).Mindfulness-based interventions in schools-A systematic review and meta-analysis.Frontiers in Psychology, 5(JUN), 1–20. doi:10.3389/fpsyg.2014.00603

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + diecisiete =

*