Consigue que los aprendizajes permanezcan: Estrategias didácticas

Consigue que los aprendizajes permanezcan: Estrategias didácticas

Consigue que los aprendizajes permanezcan: Estrategias didácticas

Lo difícil de comenzar a ejercitarse es empezar y ser constante. El aula escolar es como el gym. Hay personas con diferentes niveles de habilidad, de fuerza y acondicionamiento. El trabajo del instructor es proporcionar una experiencia que desafíe a todos los participantes en función de dónde se encuentren en aptitud.

Como buenos maestros, los instructores de fitness eficaces incorporan diferentes niveles de movimientos en cada actividad para que los participantes puedan evaluar dónde están y lo que tienen que hacer durante la sesión. En las aulas, el aprendizaje efectivo ocurre cuando los maestros dan las condiciones con las que los alumnos pueden identificarse fácilmente. El reto es que estas condiciones pueden variar para cada alumno.

Una pregunta común es, “¿Cómo satisfacer las necesidades de mis estudiantes cuando cada uno tiene un diferente nivel de conocimiento actual y tiende a aprender a un ritmo diferente?” La respuesta fácil es dar a conocer la planificación con varios tipos de evaluaciones, pero eso tampoco clarifica qué hacer.

La enseñanza diferenciada mira hacia la planificación de la enseñanza basada en contenidos, procesos y productos. Estas áreas son familiares para los maestros y sus prácticas de evaluación. Una lección típica ofrece contenido a los estudiantes y, a continuación, se les hace producir para practicar y demostrar sus aprendizajes obtenidos. A muchas de estas lecciones les falta quizá el elemento más importante en la ecuación del aprendizaje: el proceso.

La comprensión del procesamiento

Si el contenido se entrega a toda la clase, a grupos pequeños, o de forma independiente, los estudiantes necesitan oportunidades para digerir los conceptos y habilidades. Por ejemplo, escuchar una conferencia de 30 minutos, ver un vídeo de 15 minutos, o leer tres páginas sin una pausa, es correr riesgos ya que hay una alta probabilidad de que los participantes sólo tendrán una comprensión superficial. Cuando en estos ejemplos se realizan de 3 a 4 pausas para que los estudiantes reflexionen y exploren las partes, hay una mayor oportunidad para obtener una comprensión más profunda. Los participantes averiguan lo que comprenden y lo que no ha quedado muy claro, y pueden comunicar al maestro a tiempo antes de pasar a la siguiente parte del contenido.

En la lección no siempre nos da tiempo para tener oportunidades para el procesamiento. Sin embargo proporciona los soportes en el marco de la misma. El tiempo empleado durante una lección, a menudo de 1 a 4 minutos, asegura la comprensión a largo plazo por todos los estudiantes. Esos momentos pueden proporcionar a los estudiantes las oportunidades de enseñanza crítica que necesitan.

No te pierdas la continuación de este interesante artículo en donde te proporcionaremos una serie de estrategias para el procesamiento de contenidos.

Fuente: Edutopia.org

Traducido para Clubepe por: Georgina Zepeda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 11 =

*