La inteligencia reformulada Howard Gardner

La inteligencia reformulada Howard Gardner

La inteligencia reformulada

Howard Gardner (Reseña) 

Entendiendo las inteligencias múltiples directamente de su creador

20 años después de que Howard Gardner hubiera planteado la teoría de las inteligencias múltiples (o teoría IM), y después de que un sinnúmero de libros, talleres, conferencias aparecieran alrededor del tema, Gardner publica un libro que relata experiencias, rompe mitos, aclara ideas y genera implicaciones para el ser humano y para la educación.

El libro de Gardner es un excelente libro para entender la teoría IM, y para replantearnos nuestra forma de aprendizaje. Es un compendio práctico, lleno de buenos ejemplos que trascienden asuntos de la psicología y genera reflexiones sobre la creatividad, la moralidad, la inteligencia en la empresa, y mucho más. Un libro altamente recomendado.

¿Por qué hay artistas exitosos que no tuvieron éxito en las matemáticas del colegio? ¿Por qué grandes hombres y mujeres de negocio no fueron considerados inteligentes por muchos académicos? Preguntas como estas siempre intrigaron a muchos intelectuales, pero con la llegada de la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner en los años 80’s, el concepto de inteligencia comenzó a cambiar.

Howard Gardner, psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard, planteó en 1983 en su libro Frames of Mind la teoría de las inteligencias múltiples (o teoría IM) la cual plantea que, en oposición al pensamiento tradicional, la inteligencia no es una sola y por lo tanto las pruebas de CI (Coeficiente Intelectual) no son un buen medidor de la inteligencia de las personas. La teoría IM no era una simple propuesta empírica, sino que a partir de evidencias científicas, criterios claramente definidos, experiencias monitoreadas y proyectos educativos, Gardner pudo plantear mucha fortaleza científica para su teoría, la cual en la actualidad es famosa y en general aceptada.

En el año 2001, es decir casi 20 años después del planteamiento original de la teoría IM, un sinnúmero de libros, materiales educativos, videos, conferencias y mucho más material habían sido generados alrededor de esta teoría. Y aunque eso habla muy bien de los planteamientos de Gardner y las implicaciones que ha traído para el mundo educativo, también es cierto que se habían presentado problemas pues han surgido mitos, malas interpretaciones de la teoría original, cosas que Gardner no quería. Esto en parte es responsabilidad del mismo Gardner, pues él quería darle cierta libertad a la teoría, pero como el mismo lo explica en los primeros capítulos, es necesario aclarar muchos planteamiento pues han comenzado a surgir inconvenientes en cómo se asimila la teoría IM.

Y por eso surge este libro publicado en el año 2010 (edición en español y publicación en inglés en 2001) llamado “La inteligencia reformulada: Las inteligencias múltiples en el siglo XXI (Spanish Edition)”, libro de 12 capítulos donde el mismo proponente de la teoría aclara mitos, responde preguntas comunes alrededor del tema, rompe supuestos que habían surgido alrededor de sus postulados y además habla de las aplicaciones de la teoría IM en la educación y otras esferas como las empresas y los museos.

Es un excelente libro que todo líder, educador, psicólogo, y padre o madre de familia debe leer pues la mejor forma de entender la teoría IM es de la mano del mismo Howard Gardner, un hombre que casi después de 20 años de haber planteado la teoría original, tiene muchos elementos nuevos para aportar, y excelentes lecciones para la sociedad de hoy.

El leer el libro de Gardner ayudará a potenciarnos a nosotros mismos, a lograr que las personas que están bajo nuestra responsabilidad puedan llegar al máximo de su potencial, nos ayudará a educar a nuestros hijos (presentes o futuros), y nos hará reflexionar sobre el modelo actual de la educación.

 

La definición de inteligencia de Howard Gardner

Antes de empezar, es claro que no podemos hablar de las inteligencias múltiples, sin definir inteligencia. Es importante dar esta definición pues no solo de eso depende la teoría IM sino que es vital para todos dejar fuera de la ecuación cualquier ambigüedad.

Es muy interesante que todos hablamos de inteligencia pero pocos pueden definirla de una forma correcta. Y aunque la inteligencia había sido tradicionalmente un concepto de la psicología, Gardner cita varias fuentes que muestran que ya no es un concepto exclusivo de esta ciencia del comportamiento humano, sino que ahora tiene que ver con biología, ciencias de la computación, antropología y muchas ciencias más.

¿Qué significa exactamente la inteligencia? Bueno, tradicionalmente hemos asociado el concepto (al menos en el mundo occidental) con matemáticas y lenguajes pero es claramente mucho más que eso.

Quienes son llamados inteligentes en las escuelas, muchas veces fracasan en los negocios, y precisamente el éxito en los negocios ha sido común en personas que no tuvieron un buen rendimiento en el ámbito académico. Ésta simple pero común observación nos muestra de manera empírica que ser inteligente no está relacionado con unos campos puntuales (como lógica-matemática y desarrollo lingüístico), sino que puede estar relacionado con otros campos como artes, relaciones personales y hasta manejo del entorno.

Howard Gardner brinda una definición (bastante mejorada con respecto a su primera definición en su libro de los años 80’s) muy interesante de inteligencia:

“Ahora defino una inteligencia como un potencial biopsicológico para procesar información que se puede activar en un marco cultural para resolver problemas o crear productos que tienen valor para una cultura”
Howard Gardner

Aunque la definición puede ser compleja a primera vista, tiene varias implicaciones para la academia:

  1. La inteligencia no solo trata sobre resolver problemas sino también crear productos. Esto implica que el arte también tiene que ver con inteligencia.
  2. La inteligencia tiene un contexto cultural en el cual es valorada. Gardner en el libro menciona a los griegos, romanos y otras culturas y cuáles son sus valoraciones de un ser “inteligente”.
  3. La inteligencia es un potencial, lo que implica que se activa o no de acuerdo a la situación.

La teoría de las Inteligencias múltiples 

La teoría IM surgió inicialmente como reflexión de muchos eventos en la vida de Howard Gardner. Por un lado su amor al arte le hizo pensar que las habilidades en músicos, pintores y escritores es igual de válida a la de los matemáticos y científicos tradicionales. Adicionalmente, su asistencia a conferencias de neurología y su experiencia con personas con lesiones cerebrales le hizo ser consciente de que cuando ciertas partes del cerebro sufrían lesiones, algunas habilidades intelectuales eran afectadas mientras que otras no (el libro describe muy bien muchas de las experiencias del autor, haciendo que sea claro como Gardner llega a su teoría IM al complementar muchas de estas experiencias con posteriores investigaciones).

El interactuar (a través de varias investigaciones en neuropsicología) con personas con lesiones cerebrales y además con niños normales con el propósito de conocer sus labores cognitivas, le permitió a Gardner entender que sus suposiciones no eran solamente empíricas, sino que era posible establecer una teoría consistente para explicarlo.

Los primeros capítulos del libro describen muy bien este contexto, relatando experiencias, los razonamientos de Gardner y muchos de los primeros resultados que condujeron al primer libro. Son unos capítulos altamente recomendados pues no solo se trata de los conceptos que pueden encontrarse en cualquier página de Internet, sino que se trata de ir más allá y leer un muy buen tratado de los hechos que llevaron a Howard Gardner a plantear la teoría IM.

El punto es que en palabras de Gardner, sus investigaciones le permitieron entender que es “mejor considerar la mente humana como una serie de facultades relativamente separadas y que mantienen unas relaciones vagas e imprevisibles entre sí, que como una máquina única y de uso general que funciona continuamente con una potencia dada, independientemente del contenido y del contexto”.

Entonces al tener una mejor definición de inteligencia, y contar con una nueva concepción de la mente humana, pueden identificarse diferentes e independientes facultades mentales que se denominan inteligencias múltiples.

 

¿Cuáles son las inteligencias múltiples?

Para definir claramente cuáles son las inteligencias múltiples (o facultades mentales independientes), Gardner definió varios criterios pues debe mantenerse el criterio científico tan riguroso como sea posible:

  1. Aislamiento cerebral. La posibilidad de que una inteligencia se pueda aislar en caso de lesiones cerebrales.
  2. Posibilidad evolutiva. Que tenga una historia evolutiva plausible (aunque considero un fallo el hecho de que Gardner da por hecho la teoría de la evolución, es un planteamiento interesante) significa que desde el punto de vista de la evolución pueda explicarse un posible escenario para el surgimiento de una inteligencia determinada.
  3. Operaciones identificables. Gardner hace un análisis excelente mostrando como las inteligencias implican operaciones claramente identificables. Es decir, puede determinarse una operación puntual como ejercida por una inteligencia.
  4. Conjunto de símbolos. Cada inteligencia debe tener un conjunto de símbolos que la define. Gardner cuando explica este punto hace hincapié, en que no está hablando de idiomas o costumbres culturales. Más bien, esto está relacionado con la capacidad de generar significados alrededor de cada inteligencia.
  5. Desarrollo propio. Gardner menciona que cada inteligencia tiene su propio “historial de desarrollo”.
  6. Extremos.Para definir una inteligencia, debe ser posible encontrar prodigios (capacidad excepcional en esa inteligencia), y personas que carecen en gran medida de dicha inteligencia.
  7. Respaldo en psicología experimental. Debe haber evidencia suficiente para respaldar la existencia de una posible inteligencia.
  8. Respaldo en datos psicométricos. No solo debe haber experimentación, sino datos que respalden correlaciones que ayuden a respaldar los puntos anteriores.

Como el lector de esta reseña, puede notar, las inteligencias múltiples no fueron identificadas de manera empírica o irracional. Más bien, Gardner definió una metodología científica que le permitiera identificar inteligencias múltiples con criterios bien definidos. El libro detalla mucho más los criterios que aquí describo, no solo con ejemplos sino con argumentos de peso sobre porque tener dichos criterios a la hora de seleccionar las inteligencias múltiples.

Gardner identificó inicialmente siete inteligencias, las cuales simplemente esbozo a continuación:

  1. Inteligencia lingüística: Sensibilidad especial hacia el lenguaje hablado y escrito, la capacidad de aprender idiomas y de emplear el lenguaje para lograr determinados objetivos.
  2. Inteligencia lógico-matemática: Capacidad de analizar los problemas de una manera lógica, de llevar a cabo operaciones matemáticas y de realizar investigaciones de una manera científica.
  3. Inteligencia musical: Capacidad de interpretar, componer y apreciar pautas musicales.
  4. Inteligencia corporal-cinestésica: Capacidad de emplear el propio cuerpo para resolver problemas o crear productos.
  5. Inteligencia espacial: Capacidad de reconocer y manipular pautas en diferentes tipos de espacios.
  6. Inteligencia interpersonal: Capacidad de entender las intenciones, las motivaciones y los deseos ajenos, y en consecuencia, su capacidad para trabajar eficazmente con otras personas.
  7. Inteligencia intrapersonal: Capacidad de comprenderse a uno mismo, de tener un modelo útil y eficaz de uno mismo que incluya deseos, miedos, entre otras características.

En otro de los capítulos Gardner presenta varias discusiones sobre la posibilidad de que existan más inteligencias. Es importante aclarar que Gardner plantea que no necesariamente las inteligencias presentadas son las únicas, pues conforme se conozca más el cerebro, los criterios presentados generarán nuevos resultados que permitirán incluir alguna inteligencia adicional.

Realmente Howard Gardner presenta una inteligencia adicional, la que denomina Inteligencia Naturalista (con respecto a esta, el autor presenta un muy buen análisis de cómo esta “nueva inteligencia” cumple con todos los criterios antes expuestos).
8. Inteligencia naturalista: Capacidad de reconocer y clasificar numerosas especies de su entorno.
Aunque Gardner presenta una discusión ante algunas posibles inteligencias (existencial, espiritual, moral, etc.), Gardner muestra como ninguna de estas lo “convence lo suficiente” como para incluirlo en la lista. Esto lo hace revisando uno a uno los diferentes criterios.

Las 8 inteligencias planteadas por Howard Gardner se presentan en la siguiente infografía la cual pueda servirle al lector de este blog, a recordar algunos conceptos.

Fuente: http://www.libromagno.com/2015/07/la-inteligencia-reformulada-howard.html#more

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*