Influencias de la comunicación no verbal en los estilos de enseñanza y en los estilos de aprendizaje

Influencias de la comunicación no verbal en los estilos de enseñanza y en los estilos de aprendizaje

La comunicación que se establece dentro de un aula de enseñanza está promovida tanto por el profesor que ofrece la formación educativa como por el alumno que la recibe. La interacción educativa profesor-alumno fomenta ciertas conductas en la clase que nos ofrecen la posibilidad de indagar sobre dos conceptos que se desarrollan en este contexto: de qué forma el educador transmite la información instructiva y cómo perciben y procesan los alumnos estas manifestaciones recibidas.

Los análisis de estos «cómos o formas de» se referirían dentro del proceso educativo, al estilo de enseñanza verbal y no verbal del profesor por un lado, y por otro, al estilo de aprendizaje del alumno, los cuales, influirían de forma importante en el rendimiento académico de los alumnos. El acercamiento al concepto y estudio del rendimiento académico refleja, como señala J. L. Castejón (1996), el carácter multidimensional del término y la tendencia existente a identificarlo como producto educativo, bien desde un punto de vista funcional definido como producto de múltiples variables, o bien, establecido como producto final de diferentes procesos y factores.

DETERMINANTES EDUCATIVOS E INSTRUCTIVOS. «NONVERBAL IMMEDIACY» Y ESTILOS DE ENSEÑANZA

El estudio de la comunicación no verbal como parte del proceso total de la comunicación, que se ocupa del «proceso por el cual se mandan y se reciben mensajes sin palabras por medio de las expresiones faciales, la mirada, los gestos, las posturas y el tono de voz» es aplicable al campo educativo debido a la gran cantidad de elementos no verbales que se dan dentro de una clase, en el comportamiento interactivo entre profesor y alumno.

Las investigaciones acerca de cómo la comunicación no verbal de los profesores afecta a cómo los estudiantes aprenden, señalan que la «nonverbal immediacy»3 .en referencia al término «teacher immediacy» observado como la comunicación verbal y no verbal que intensifica el acercamiento profesor-alumno; tiene impacto tanto en el aprendizaje cognitivo como en el afectivo. ¿Y cómo actúa la no verbalidad del profesor para que pueda afectar al aprendizaje del estudiante? Para los autores Gotch y Brydges (1990), el papel de la «immediacy» vendría determinada por una combinación de comportamientos no verbales, usados para acentuar un mensaje verbal y reducir la distancia física y psicológica entre interactuantes. Según Eadie (1996), la «nonverbal immediacy» se compondría de aquellos comportamientos que hacen que el profesor parezca más cercano a los estudiantes e incluirían la sonrisa, la inclinación hacia delante, el contacto visual y el tono de voz.

A la hora de incrementar las actitudes positivas, se señalaban las pautas que intensificaban el contacto visual y la interacción cara a cara («face to face interaction »). Como han afirmado y concluido en un reciente trabajo Butland y Beebe (1992), ciertos comportamientos no verbales aumentan el aprendizaje del estudiante al intensificar el agrado por el profesor primeramente, y por la asignatura en segundo lugar.

Es constatable e importante valor que la motivación mantiene en el aprendizaje, como nos aclara (J. L. Castejón, 1996, p. 44), «la motivación es la variable personal que más contribuye a la explicación del rendimiento, junto con las habilidades intelectuales. La mayoría de los estudios sobre los determinantes del rendimiento académico ponen de manifiesto que esta variable está comprometida en una medida considerable en la explicación de los resultados educativos».

Parece entonces razonable establecer vínculos entre la «nonverbal immediacy» y el rendimiento al advertir que diferentes conductas no verbales influyen en la motivación, así como en el sentimiento afectivo de los estudiantes hacia el aprendizaje.

Aun teniendo en cuenta la variedad de comportamientos que se suceden dependiendo de los estilos de enseñanza y cuya atención a los contenidos orales es fundamental, no hay que infravalorar que los mensajes no verbales son un componente esencial en la educación.

Según Ritts y Stein (1996) los profesores deberían estar enterados del comportamiento no verbal en el aula porque permite recibir mejor los mensajes no verbales de los estudiantes, permite mandar señales no verbales que refuercen el aprendizaje y es un modo de comunicación que incrementa el nivel de acercamiento psicológico entre profesor y alumno.

Estos autores, nos exponen seis formas de mejorar la comunicación no verbal del profesor en el aula, estas son:
1. Contacto visual
2. Expresiones faciales (la sonrisa)
3. Gestos (animados)
4. Postura (orientación del cuerpo recto)
5. Proximidad
6. Paralenguaje (tono de voz, ritmo, timbre)

Texto completo en: http://revistaeducacion.educacion.es

Referencia:
ÁLVAREZ DE ARCAYA AJURIA, HELENA. (2003). INFLUENCIAS DE LA COMUNICACIÓN NO VERBAL EN LOS ESTILOSDE ENSEÑANZA Y EN LOS ESTILOS DE APRENDIZAJE. REVISTA EDUCACIÓN, NÚM. 334, 456.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =

*