10 libros que todo docente debe leer alguna vez en su vida

10 libros que todo docente debe leer alguna vez en su vida

10 libros que todo docente debe leer alguna vez en su vida

La lectura no solo alimenta el conocimiento, sino que también mejora la manera en la que nos relacionamos con los otros.

No hay dudas que leer nos hace más sabios. Nos permite conocer más cosas del mundo y entender diferentes culturas, ideas y personas. Para los docentes el ejercicio de la lectura es doble, porque no solo deben aprender conocimientos, sino que además deben hallar la manera de transmitirlos.

Los profesores deben leer a lo largo de su vida cientos de obras, de todo tipo de disciplinas, pero para aprender nuevas metodologías de trabajo y acercarse de otra manera a sus alumnos hay algunas obras particulares que pueden generar una marca imborrable en ellos, hacerlos crecer como profesionales y como personas y sobre todo, mejorar su labor como educadores.

Si eres docente y buscas un libro que te ayude a convertirte en ese referente y guía que todo joven quiere tener, te dejamos algunas obras que merece la pena leer.

1- Dilo en voz alta y nos reímos todos, de Fernando J. López: es un libro que trata las anécdotas de un profesor a lo largo del curso, con las cuales muchos docentes se sienten identificados. Con humor y sinceridad, el autor nos acerca al mundo de las aulas y a la valiosa labor de los educadores.

2- Aprender en tiempos revueltos, de Juan Ignacio Pozo:  en un mundo donde la educación tradicional se cuestiona día a día, este libro propone nuevas prácticas educativas basadas en la reflexión y la experiencia de cada individuo, de manera de enriquecer el proceso educativo y hacerlo más emocionante.

3- Educar en el asombro, de Catherine L´Ecuyer:  esta obra defiende la educación como un camino de formación personal más que profesional, donde los niños deben aprender a contemplar el mundo, perder el miedo, animarse a hacer cosas y sobre todo, a disfrutar de su tiempo.

4- ¿Adiós profesor, adiós profesora?, de José Carlos Libâneo: en una era donde la información ocupa un lugar central, este autor propone cuestionarse sobre las nuevas realidades emergentes y el rol que ocupa la educación como herramienta de emancipación.

5-Educar no es domesticar, de José Fernando Calderero:  en este libro se hallan algunas interrogantes históricas sobre la finalidad de la educación y el rol del docente. Propone algunas alternativas para hacer que el proceso educativo no se convierta en la práctica en una herramienta para moldear a los individuos.

6- La alegría de enseñar, de Rubem Alves: este libro reivindica el derecho de los más jóvenes a vivir de manera placentera su proceso de formación, desde la niñez hasta la adultez. Para el autor, enseñar no es nada más que un ejercicio moral para dar a los estudiantes razones para vivir.

7- Aprobar o aprender. Una propuesta para el estudio útil, de Enrique Bono: a través de investigaciones de especialistas y reflexiones de docentes, esta obra muestra la necesidad  crear un aula experimental para mejorar la educación en general y de un cambio en la manera de evaluar a los estudiantes.

8- Sé un Maestro, de Sergio Travieso Teniente: este libro ofrece algunos secretos, técnicas y consejos para que los docentes puedan entablar una relación enriquecedora con sus estudiantes, de manera de facilitar y mejorar todo el proceso educativo.

9- La buena y la mala educación, de Inger Enkvist: mucho se habla sobre la educación y se la suele etiquetar de buena o mala, pero poco se sabe al respecto de las alternativas que ofrece como disciplina. Esta obra es una perfecta muestra para entender los diferentes sistemas escolares y sus objetivos.

10- La pedagogía del oprimido, de Paulo Freire: es una de las obras más emblemáticas en lo que a educación se refiere. Trata sobre la necesidad de dar voz a los oprimidos, para que el mundo los pueda escuchar. Este libro considera la educación como una herramienta para alcanzar la libertad.

Fuente: universia.net

 

1 Comment

  1. Oscar Horacio dice:

    Excelentes sugerencias. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*