Trabajo colegiado

Trabajo colegiado

Trabajo colegiado

El trabajo colegiado es una práctica basada en la consulta, reflexión y análisis del programa de trabajo, impulsando actividades pedagógicas centradas en los aprendizajes de los estudiantes y fundamentadas de manera previa en un diagnóstico institucional, en el cual, las propuestas e inquietudes de los maestros deben ser escuchadas.

Una definición que profundiza en este concepto lo considera como la reunión entre profesores para conversar cara a cara buscando un objetivo común: incidir en los aprendizajes de los alumnos, donde debe prevalecer lo que se denomina las ‘5 C’: −Comunicación, Coordinación, Complementariedad, Compromiso y Confianza, en algunos casos también se agrega la Colaboración
Para estas reuniones es preciso el establecimiento de reglas, la toma de acuerdos, así como el cumplimiento y respeto de los mismos. De este modo se puede considerar que los tres elementos centrales del trabajo colegiado son: participación, objetivos comunes y el logro de compromisos.

De las sesiones se deberán desprender lineamientos para guiar el trabajo colegiado, estos con relación a los siguientes aspectos:

  • Promover la participación docente en las sesiones que se desarrollen, coordinadas por el director, para cumplir labores de planeación, seguimiento y evaluación curricular.
  • Determinar los medios e instrumentos de evaluación para detectar fallas o inconsistencias en el aprendizaje de los estudiantes y, en caso de encontrar alguno, corregirlo, coadyuvando de esta manera en un mejor aprovechamiento y eficiencia terminal.
  • Posibilitar el análisis, reflexión e intercambio académicos de experiencias entre directivos, docentes y personal técnico, para permitir una gestión eficaz en la institución.
  • Constituir este espacio para la realización de investigación y propuestas pedagógicas innovadoras que permitan fortalecer los contenidos curriculares, así como sugerir estrategias necesarias en materia de superación y actualización pedagógica.
  • El director requiere apreciar la práctica docente a partir de múltiples aristas, que van desde el establecimiento de altas expectativas para alcanzar los objetivos de aprendizaje por parte de los alumnos, contar con un entorno seguro y estimulante para la enseñanza, un fuerte énfasis en la adquisición de las habilidades propias de cada asignatura, el uso eficiente del tiempo en el aula mediante técnicas y metodologías actualizadas por parte de los profesores, así como invitar a los padres de familia a comprometerse en la formación escolar de sus hijos.

Referencias:
Espinosa Carbajal, María Eugenia, “El trabajo colegiado en las escuelas normales”, Revista de Investigación Educativa, Xalapa, julio-diciembre 2008, p. 5, disponible en: <http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=283121713004>. (Fecha de consulta: febrero 2017).

“Lineamientos de trabajo colegiado”, Dgb.sep.gob.mx, México, SEP, 2013, disponible en: <http://www.dgb.sep.gob.mx/02-m1/03-iacademica/00-otros/l-trabajocolegiado.pdf>. (Fecha de consulta: febrero -2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 19 =

*